OVACIÓN EN LA ÚLTIMA DE SEVILLA

Roca Rey firmó otra tarde importante en la Real Maestranza de Sevilla, en la que sólo el acero en el sexto de la tarde le privó de tocar pelo tras una valiente y maciza faena frente a un manso de Jandilla. Quitó el peruano a este toro por gaoneras, rematando con una bonita larga. Comenzó la faena de muleta con hieráticos estatuarios, para torear después con empaque sobre la mano derecha, aprovechando la acometividad del astado, que muy pronto, cuanto se sintió podido, se rajaría. A pesar de ello, Roca Rey le plantó cara en terrenos de chiqueros en una faena muy meritoria y con calado en los abarrotados tendidos. Tras un final por ajustadísimas bernardinas, mató de pinchazo y estocada y todo quedó en ovación, esfumándose el triunfo en forma de oreja.

Al tercero lo saludó Roca Rey a portagayola, para ejecutar después otra larga de rodillas y un buen ramillete de chicuelinas. De rodillas empezó la faena de muleta y con un cambiado por la espalda de infarto. Muy firme el peruano, aguantando los derrotes que lanzó el de Jandilla, muy a la defensiva y sin emplearse. Exprimió al máximo Roca Rey a su oponente, al que despachó de un espadazo de libro, saludando una ovación desde el tercio.

 

FICHA DEL FESTEJO

 

Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Toros de Jandilla y Vegahermosa.

 

Antonio Ferrera: silencio y silencio.

El Juli: vuelta tras petición y silencio.

Roca Rey: ovación con saludos desde el tercio y ovación.

 

Fotografía: Maestranza Pagés.

DOS OREJAS Y RABO EN CIEZA

Continúa imparable Roca Rey en este arranque de temporada, cosechando en esta ocasión un rotundo triunfo en la plaza de toros de Cieza (Murcia), donde cortó los máximos trofeos al sexto toro de la tarde tras una gran faena. El torero limeño recibió con gusto a la verónica al ejemplar de Alejandro Talavante, al que formó un auténtico lío con la muleta. Brillante en el toreo al natural Roca Rey, dejando para el recuerdo muletazos de una gran belleza y plasticidad. Cuando el toro se apagó, el espada peruano apretó el acelerador en un final de faena en cercanías marca de la casa, que sembró el delirio en los tendidos. Dos orejas y rabo para Roca Rey y una nueva Puerta Grande al esportón.

Frente al primero de su lote apenas pudo justificarse, pues el toro con el hierro de Alejandro Talavante no permitió el lucimiento a Roca Rey, siendo silenciado.

 

FICHA DEL FESTEJO

 

Plaza de Toros de Cieza (Murcia). Toros de Alejandro Talavante.

 

Rafaelillo: oreja y dos orejas.

Alejandro Talavante: silencio y pitos.

Roca Rey: silencio y dos orejas y rabo.

 

 

Fotografía: Lula Cebrecos

 

OREJA DE MUCHO PESO EN LA MAESTRANZA

Roca Rey resultó el triunfador de la tradicional corrida de Domingo de Resurrección en La Maestranza de Sevilla. El torero peruano firmó una gran faena al primero de su lote, al que saludó de bellísima forma a la verónica. Tras brindar al público, comenzó la faena en los medios con ajustadísimos cambiados por la espalda, para continuar toreando de manera excelsa al natural. Dos series rotundas con la mano derecha hicieron sonar la música en La Maestranza, para alcanzar el cénit de su obra toreando al natural con un gran trazo y ajuste, a ralentí y con la mano muy baja. Gran nivel del torero peruano, que finalizó en terrenos muy comprometidos, poniendo la guinda al pastel de una estocada entera. El toro tardó en doblar y enfrió un tanto los ánimos del respetable que abarrotó el coso del Baratillo. Una oreja que supo a poco teniendo en cuenta los méritos de Roca Rey frente al tercero de Victoriano del Río sobre el albero maestrante.

 

Al sexto lo saludó con una larga cambiada en el tercio para torear después con ajuste a la verónica. El de Victoriano del Río echó muy pronto la persiana y se aquerenció en tablas, impidiendo el lucimiento de Roca Rey, que siguió insistiendo para intentar extraer algo potable de un pozo vacío.

 

 

FICHA DEL FESTEJO

 

Plaza de Toros de La Maestranza. Toros de Victoriano del Río y Toros de Cortés.

 

Antonio Ferrera: silencio y vuelta al ruedo.

José María Manzanares: ovación y silencio.

Roca Rey: oreja y palmas de despedida.

 

Fotografía: Toromedia

CONTINÚA EL IDILIO CON VALENCIA

Incontestable Puerta Grande para Roca Rey en la Feria de Fallas, que se rinde ante una colosal actuación del peruano.

Faenón de Roca Rey al reseñado como sexto, lidiado en tercer lugar tras ser devuelto éste. Ejecutó un soberbio el quite con el capote a la espalda, sobresaliendo en un remate con una brionesa a cámara lenta, rememorando el histórico quite en esta misma plaza el año pasado. Comienzo de rodilas del peruano en el tercio con dos cambiados por la espalda y un natural eterno a ralentí para rematar con el público puesto en pie. Ya puesto en pie, erguido y sin aspavientos, Roca Rey firmó series majestuosas de muletazos, sembrando de emoción los abarrotados tendidos valencianos. Cada muletazo superaba en calidad y emoción al anterior, para ir labrando una faena brillante. El toreo al natural, larguísimo, encajado y de una belleza incalculable. Finalizó por bernardinas y espadazo antes de pasear las dos orejas.

 

Saludó toreando de rodillas a la verónica Roca Rey al sexto, dejando mecidas verónicas, con gusto y embarcando la embestida del Cuvillo. Comenzó por estatuarios el limeño su faena de muleta frente al blando y descoordinado sexto, que apenas ofreció opciones de lucimiento. Esfuerzo en vano de Roca Rey, que no pudo redondear su tarde como hubiera deseado aunque dejó para el recuerdo una faena memorable al tercero.

 

 

FICHA DEL FESTEJO

 

Plaza de Toros de Valencia. Lleno de no hay billetes. Toros de Núñez del Cuvillo.

 

Sebastián Castella: silencio y ovación.

José María Manzanares: oreja y ovación.

Roca Rey: dos orejas tras aviso y palmas.

TRES OREJAS EN CASTELLÓN

Tarde rotunda e importante la de Roca Rey en Castellón, donde salió a hombros por la Puerta Grande tras cortar un total de tres orejas a una corrida con el hierro de Juan Pedro Domecq. El torero peruano construyó dos faenas templadas y con mucha entidad, siempre aderezadas con ese sello propio de la emoción que encandiló a los repletos tendidos.

 

Roca Rey cortó una oreja del tercero de la tarde al que formó un lío ya de salida con el capote y en un extraordinario quite por chicuelinas en los medios. Con la muleta, a pesar del fuerte viento que soplaba, el peruano bajó la mano para firmar series de muletazos poderosos y con un gran trazo. Cuando el de Juan Pedro Domecq echó la persiana, Roca Rey acortó distancias para ejecutar varios circulares invertidos a escasos centímetros de los pitones del astado. Mató de media estocada y certero descabello antes de pasear un trofeo.

 

La gran obra de Roca Rey llegó con el cierraplaza, al que saludó con dos largas cambiadas de rodillas en el tercio, toreando después con mucho compás a la verónica. El comienzo de faena muleteril fue espectacular, sin mover ni una pestaña en el centro del ruedo, para volver a colmar de emoción los tendidos del coso de Castellón. Roca Rey toreó reunido, templado y con un gran sentimiento. Tras otro final escalofriante y un espadazo de ley, cortó las dos orejas con mucha rotundidad antes de abandonar a hombros por la Puerta Grande la abarrotada plaza de toros.

 

 

FICHA DEL FESTEJO

 

Plaza de Toros de Castellón. Lleno. Toros de Juan Pedro Domecq.

 

Enrique Ponce: oreja y dos orejas.

José María Manzanares: silencio y oreja.

Roca Rey: oreja y dos orejas.

 

 

Fotografía: Joel Buravand

 

OREJA EN AUTLÁN DE LA GRANA

Andrés Roca Rey firmó ayer una buena actuación en el Carnaval de Autlán de la Grana (México), cortando una oreja al primero de su lote y rozando la salida a hombros por la Puerta Grande tras otra firme actuación frente al cierra plaza.
Destacó Roca Rey en el toreo ligado y profundo por ambos pitones, sobresaliendo al natural en el sexto del festejo. Un golpe de verduguillo enfrió al respetable, que pidió la oreja pero no fue concedida por el juez de plaza.
FICHA DEL FESTEJO
Plaza de Toros de Autlán de la Grana (México). Toros de Los Encinos.
Diego Silveti: silencio y oreja
Sergio Flores: oreja y silencio
Roca Rey: oreja y ovación

TRIUNFO EN QUERÉTARO

En puertas de su inminente comparecencia en La Plaza México, triunfó Roca Rey en La Santa María de Querétaro cortando dos orejas y abriendo la Puerta Grande del coso mexicano. Con las manoletinas clavadas en el albero, Roca Rey dibujó una faena cargada de valor y variadísima tanto con el capote como con la muleta al primero de su lote. Llevó la emoción a los tendidos, que vivieron entusiasmados su poderosa faena, premiándole con un a oreja.

 

Con el segundo de su lote, el peruano se entregó en busca del segundo apéndice que le abriera las puertas del triunfo, se entregó sin fisuras y con poderosos y largos muletazos con ambas manos logró hilvanar una faena que fue premiada con otra oreja que sellaba el pasaporte para salir a hombros por la Puerta Grande de la Santa María de Querétaro.

 

 

FICHA DEL FESTEJO

 

Plaza de Toros Santa María de Querétaro (México). Toros de Montecristo (2º, 3º,5º), Barralva (1º,4º,6º,7º y 9º) y Marrón (8º). El 8º premiado con vuelta al ruedo.

 

El rejoneador Santiago Zendejas: ovación y dos orejas.

El Juli: ovación en su lote.

Sergio Flores: palmas, palmas y palmas en el de regalo.

Roca Rey: oreja y oreja.

 

 

Foto: Tauroagencia.

EL DELIRIO EN BOGOTÁ

Colosal faena la que dejó para el recuerdo Andrés Roca Rey en una tarde plagada de emociones en La Santamaría de Bogotá (Colombia). El limeño cortó dos orejas al quinto toro de Juan Bernardo Caicedo tras una faena para la que es difícil encontrar un calificativo. Simplemente, sensacional.

 

Roca Rey estuvo inmenso con el capote, tanto en el saludo de recibo como en un quite espectacular con ceñidísimas chicuelinas. El inicio de rodillas cambiándose al toro por la espalda fue de auténtico escalofrío, para después torear sobre ambas manos con una entrega y una transmisión fuera de lo común.  Cada serie que ejecutaba el torero peruano, era vivida y jaleada con más pasión por los enfervorecidos tendidos, que coreaban al unísono ¡Torero, torero!. Con la plaza en ebullición, Roca Rey dejó un espadazo que fue la rúbrica perfecta a una faena que será recordada mucho tiempo. Dos orejas y Puerta Grande para el limeño.

 

Frente al primero de su lote, rajado e incierto, Roca Rey se mostró poderoso y muy firme en una faena en terrenos cercanos a las tablas por la condición del de Juan Bernardo Caicedo. Escuchó palmas agradeciendo su esfuerzo y compromiso con la afición de Bogotá.

 

 

FICHA DEL FESTEJO

 

Plaza de Toros de Bogotá (Colombia). Toros de Juan Bernardo Caicedo, el 6º indultado.

 

Enrique Ponce: oreja, palmas y oreja en el de regalo.

Andrés Roca Rey: palmas y dos orejas.

Juan de Castilla, que confirmaba alternativa: palmas y dos orejas simbólicas.

 

 

Fotografía: Verónica Sierra /Alma de Torero.

EL PALCO IMPIDE EL TRIUNFO EN MEDELLÍN

Roca Rey firmó en Medellín (Colombia) una gran obra, un lujo para los sentidos, que sólo el palco no quiso premiar por un pinchazo previo a un estocadón. Esto generó un gran enfado en el respetable, que propinó una sonora bronca al usía por desmerecer tal faena de un Roca Rey espléndido y entregado.

 

Saludó el peruano a este tercero de corrida con una larga cambiada, para torear después con gusto a la verónica y ejecutar un quite marca de la casa. Tras el comienzo con cambiados por la espalda en el centro del ruedo, Roca Rey sacó a relucir su excepcional temple y mando en la muleta, firmando rotundas series de muletazos, tanto a derechas como al natural. Un faenón, sin más. Entregado el torero y la plaza en ebullición, se llegó a pedir el indulto para el astado de Juan Bernardo Caicedo, pero el palco lo denegó, por lo que Roca Rey entró a matar cobrando un estocadón al segundo intento.

 

Los tendidos del coso se poblaron de pañuelos pidiendo los trofeos para el torero peruano, pero el presidente, tampoco atendió tal petición en medio de una sonora bronca. Todo quedó en una clamorosa vuelta al ruedo de Roca Rey, que dejó en Medellín una de sus mejores faenas en lo que va de temporada americana. Frente al sexto apenas pudo justificarse Roca Rey, ante un animal sin fondo ni transmisión.

 

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de Toros de Medellín (Colombia). Toros de Juan Bernardo Caicedo.

 

Sebastián Castella: silencio y ovación

Sebastián Ritter: oreja y silencio

Roca Rey: vuelta al ruedo tras petición y bronca al palco y silencio

 

 

Fotografía: Verónica Sierra / Alma de Torero

FAENÓN EN LA MÉXICO

Andrés Roca Rey firmó este domingo en La Monumental de México la que es, hasta ahora, su mejor faena en este coso. Una labor rotunda, maciza y plena de gusto frente a un noble toro de La Joya. Buen saludo a la verónica de Roca Rey al 2°, muy templado y asentado. El remate con la media fue una pintura. Brindó al público Roca Rey su labor, antes de comenzar con tres cambiados por la espalda de auténtico infarto, rematando con un sensacional pase de pecho.

 

Muy templado siguió el peruano toreando por el pitón derecho al de La Joya, para firmar después una gran tanda de al natural. Suavidad y gran trazo en cada uno de los muletazos. Apabullante final de faena de Roca Rey frente al de La Joya, acortando distancias, dejándose llegar los pitones a su taleguilla y rematando con un precioso pase del desdén mirando al tendido de La México. Faena grande del peruano, muy asentado y ejecutando templadísimas series de muletazos por ambos pitones, toreando sobre todo a ralentí al natural. Una media estocada y dos descabellos transformaron la Puerta Grande en una ovación.

 

Imposible resultó el lucimiento de Roca Rey frente al violento quinto de la tarde. Lo intentó el peruano a base de firmeza, capacidad y valor, pero ni aún así el de La Joya quiso embestir y colaborar. Por ello regaló un sobrero de la ganadería titular, frente al que saludó con una larga cambiada de rodillas, dejando después lances con mucha clase y de manos muy bajas, intercalando además chicuelinas y rematando con una gran media verónica.

 

Emocionante resultó el quite de Roca Rey en los medios con gaoneras ceñidísimas, rematando de caleserina y una revolera, comenzando su faena de muleta por estatuarios, y siendo volteado sin consecuencias al intentar el cambiado por la espalda. Sensacionales tandas de muletazos de Roca Rey sobre el pitón derecho, encajado y con la mano bajísima, todo ello con máxima entrega y emoción del limeño, que firmó una gran serie de naturales. Molestó el viento pero Roca Rey siguió a lo suyo… en vibrantes tandas de muletazos pisando terrenos muy comprometidos.

 

Valor y coraje de Roca Rey en un final de faena poderoso en terrenos de cercanías, rubricando con trincheras y el pase del desdén. Nuevamente el acero se llevó un más que merecido premio para un Roca Rey que se dejó el alma en La México en busca de un triunfo rotundo que acarició con la yema de los dedos.

 

 

FICHA DEL FESTEJO

 

Plaza de Toros Monumental de México. Toros de La Joya y un sobrero de Xajay lidiado en 7º lugar.

 

Diego Silveti: ovación, silencio y palmas en el de regalo.

Andrés Roca Rey: ovación, silencio y ovación en el de regalo.

Luis David Adame: silencio y oreja.

 

 

Fotografía: Humbert